Ordenanzas Municipales sobre Ruidos Molestos


Refiere a regulaciones complementarias, en materia de Ruido, que pueden hacerse cargo de problemas que afectan a la comunidad en los que no necesariamente se requieren mediciones. En su mayoría, establecen regulaciones absolutas, prohibiendo la generación de ruidos molestos hacia la comunidad. Cada municipalidad puede definir su ordenanza de ruidos molestos de manera particular en función de las necesidades propias de la comuna, sus barrios y habitantes. Estas ordenanzas son fiscalizadas por funcionarios municipales y Carabineros de Chile y sancionadas por los Juzgados de Policía Local.